Muere anciana por descarga eléctrica de un policía en Australia

Por la BBC Mundo.- Una anciana de 95 años murió días después de recibir una descarga de un «táser» (pistola eléctrica) disparada por un policía en la residencia geriátrica en la que vivía en Australia, en un caso que ha causado conmoción en ese país.

La policía acudió a la residencia de Nueva Gales del Sur el pasado miércoles después de recibir reportes de que Clare Nowland estaba deambulando por el lugar con un cuchillo a las 04:00 (hora local).

Dos agentes y el personal de la residencia intentaron calmar la situación, antes de que ella comenzara a acercarse a ellos y le aplicaran la descarga.

La mujer necesitaba de un andador para caminar.

Un amigo de la familia de la mujer aseguró que ésta recibió dos golpes, en el pecho y la espalda, antes de caer, sufriendo una fractura de cráneo y una hemorragia cerebral grave.

La policía anunció este miércoles que Nowland había muerto «rodeada de su familia y seres queridos».

Agente acusado

El agente de 33 años que descargó el «táser» ha sido suspendido e imputado con varios delitos.Será enjuiciado a comienzos de julio, acusado causar lesiones corporales graves con negligencia, asalto que provocó lesiones corporales y asalto común.

La señora Nowland vivía en el hogar geriátrico en el pueblo de Cooma, unos 114 kilómetros al sur de Canberra, la capital australiana, desde hace más de 5 años.

La policía dijo que sus pensamientos y condolencias «están con aquellas personas que tuvieron la suerte de conocer, amar y ser amadas por la señora Nowland durante la vida que llevó, caracterizada por familia, amabilidad y comunidad».

«Con un cuchillo» y «a paso lento»

La semana pasada, la policía afirmó que la mujer estaba «armada» con un cuchillo de carnicero.

El viernes, confirmaron que la mujer hacía uso de un caminador para desplazarse y que el policía descargo su pistola eléctrica cuando ella se le acercó «a paso lento».

«Usaba un caminador.

Pero tenía un cuchillo», había dicho el viernes el comisionado asistente de la policía, Peter Cotter.

La respuesta de las autoridades y del personal del hogar geriátrico ha sido calificada de«desproporcionada».

Lo sucedido ha motivado llamados para realizar una investigación estatal parlamentaria y para que se haga público el video tomado por la cámara corporal del policía durante el enfrentamiento.

En un comunicado, la familia de Nowland dijo ella era «una respetada, muy querida y generosa miembro de su comunidad local» además de la «querida y afable matriarca de la familia».

También han solicitado que se respete su privacidad.